viernes, 25 de enero de 2013

Martina nos explica el desempleo estructural






Ayer se confirmó el récord de demandantes de empleo, ya son 5.965.400 de paradxs que bailan reggae en el INEM, y esto solo es la punta del iceberg, puesto que no cuentan lxs paradxs que no han renovado su demanda de empleo o lxs emigrantes.

Martina, la protagonista de la novela de Gopegui, nos explica el porqué del desempleo estructural, o en palabras de Carlitos Marx, el ejercito industrial de reserva.

"Esto es lo que leí. Estaba en la portada, no te lo pierdas:"Estados Unidos destruye empleo al mayor ritmo en 34 años". No estaba dentro de un artículo larguísimo sino ahí, en la portada: destruye empleo. Así que ya está claro y todo es mentira. Ni hay paro, ni nada de eso. Es como tirar millones de tomates al mar. Ya sabes, si hay muchos tomates, baja el precio, así que los destruyen, y los tomates se ponen más caros. Pues con el empleo hacen lo mismo. Si hay muchos puestos de trabajo, las personas que trabajan ya no están dispuestas a comprar su puesto humillándose, dejando que le paguen una mierda y trabajando el triple de lo normal. Y como no están dispuestas, se unen para decir: oíd, no creáis que os vamos a dar la vida a cambio de un puesto de trabajo, no. Os daremos un pedacito de nuestra vida y sólo si respetáis nuestros derechos. Pero entonces los grandes tomateros del empleo van y lo destruyen, directamente, vuelcan camiones con puestos de trabajo al mar, y otra vez a arrastrarse y suplicar para que te den un puesto de mierda en cualquier parte."

Autor: Belén Gopegui
Libro: Deseo de ser punk
Editorial: Anagrama
Año: 2009

sábado, 22 de diciembre de 2012

EZLN Marcha del silencio



La dignidad rebelde ha marchado en silencio para anunciar el fin del viejo mundo. Más de 40.000 bases zapatistas se han movilizado en 5 localidades de Chiapas, en la mayor demostración de fuerza del EZLN desde el alzamiento armado de 1994. Tenéis más información en Otrámerica y en La Jornada.

Zapata vive, la lucha sigue



miércoles, 19 de diciembre de 2012

Owen Jones - Chavs: La demonización de la clase obrera

Título original: 
Chavs: The Demonization of The Working Class

Año:  2012
Editorial: Capitán Swing
Resumen:
CHAVS dilucida sobre la cuestión de clase en la Gran Bretaña actual.
El punto de partida del ensayo es el trato dispensado por la sociedad británica a los llamados Chavs. El desprecio y el escarnio público al que es sometido este colectivo esconde prejuicios de clase.
Sobre el autor: 
Owen Jones, joven autor de 28 años y natural de Sheffield. Es parte de la nueva ola de la izquierda británica, que habla sin tapujos y pasa de la mojigatería neoliberal del nuevo laborismo.
Un ejemplo, el autor hablando de Gaza.

Desmenuzando el texto: 
En neolengua no existen palabras para hablar de clases sociales, patronos y obreros,  lucha de clases puesto que se considera desfasado, de otro tiempo. Con el advenimiento del neoliberalismo de la mano de sus grandes profetas Tatcher y Reagan, junto a sus discípulos: el nuevo laborismo, la  tercera vía, los González y compañía se (supone que se) han superado todos los viejos conflictos sociales.
Ahora sí, por fin, vivimos en una sociedad meritocrática, la sociedad de las clases medias, donde cada uno está dónde se merece. Aquí, lo único que existe son individuos libres, nada de grupos sociales, ni movimientos con intereses opuestos. En palabras de la Dama Hierro: No hay sociedad, [...] sólo hombres y mujeres individuales con sus familias". Estos individuos, buscan maximizar su beneficio, y gracias a la magia de la mano invisible, redunda en riquezas para todos los que se lo merecen, así como, en pobreza para los vagos y pendencieros

Peeero, parece que el encantamiento neoliberal comienza a quebrar. Una buena muestra son las consecuencias de la última gran crisis económica, o estafa planetaria, la denominada crisis de las subprime. Analizando sus efectos, el observador menos avispado  podría atestiguar que persiste la estratificación social, que, supuestamente, había desaparecido. Puesto que, mientras por arriba, donde moran los causantes de la crisis, se disparan los beneficios y el lujo. Por abajo, nos quedamos sin moradas y engrosamos las listas del INEM.

Owen Jones pretende con este ensayo recuperar para el debate la cuestión de clase. Para este empeño utiliza la denostada figura del chav (lo que vienen a ser nuestros canis, chonis, pelaos, merdellones) El motivo, es la intuición que, "El odio a los chavs es una manera de justificar una sociedad desigual".


Para ponernos en situación, los chavs/canis son el único grupo social objeto de burla descarnada que no produce ningún tipo de sonrojo mofarse de ellos. Hagamos un experimento: probemos a hacer un chiste en compañía de un grupo de progres gafapastas (ahora autodenominados hipsters), de temática racista, machista u homófoba, el resultado es el lógico lapidamiento. Ahora en cambio, probemos a soltar la mayor burrada sobre las chonis peluqueras de tu barrio, o el cani del camarero de turno, o el pokero de callejeros. El resultado será bastante dispar. No te lloverán piedras, sino risas y aplausos.

Estereotipos de Chavs
Este odio hacia la figura del choni para Owen Jones es sintomático de una sociedad clasista.  En sus propias palabras: "Pero lo cierto es que el odio a los chavs es mucho más que esnobismo. Es lucha de clases. Es una expresión de la creencia que todo el mundo debería volverse de clase media y abrazar los valores y estilos de la clase media, dejando a quienes no lo hacen como objeto de odio y escarnio."

Como vemos el calado del mensaje neoliberal tras tres décadas de hegemonía, es bastante profundo. La dura derrota del sindicalismo infringida por la Tatcher, sumado a la caída del Muro, tuvo como una consecuencia la desarticulación del movimiento obrero, así como, la omnipotencia de los vencedores para imponer su visión del mundo.

Esta visión, que a priori podríamos denominar la dictadura de la clase media (aunque hablar de clase media, no es más que un eufemismo, puesto que los valores de la sociedad son los valores de la clase dominante), en su discurso único no deja espacio para la clase obrera. En el reino de la meritocracia no existen horizontes colectivos, no hay causas materiales, ni grupos sociales con intereses antagónicos... todo se reduce al esfuerzo de cada uno. Es decir, aquí todos los buenos son de la gran clase media, los pringaos que no acceden a ella es porque son unos lumpens.

El lenguaje no es inocuo, y una muestra de poder es la capacidad de imponer el lenguaje a nuestros enemigos, es decir, quién nombra, manda. Pongamos un ejemplo extraído del libro: "Ha habido una visión general consistente- y está pasando del concepto de clase al de exclusión - en que la exclusión en cierto modo sugiere me estoy excluyendo a mí mismo, que hay un proceso, que mi comportamiento tiene una réplica exacta en mi estatus social. La clase social es algo que viene dado. La exclusión es algo que me sucede y en lo que de alguna manera soy agente."

Así se va construyendo la realidad, a la medida de la sociedad neoliberal, porque hablar es enunciar el mundo.  Para la construcción del marco neoliberal-meritocrático fue fundamental la omisión de la clase obrera de los discursos dominantes, tanto en los medios de comunicación, como de los políticos. Y cuando se muestre en la primera plana a los excluídos de la clase media, deben ser mostrados de forma perniciosa, como casos de fraude en el cobro de las prestaciones sociales, violencia en los barrios, hooligans... mostrando lo viles que son los de abajo. Así es como poco a poco se va construyendo en el imaginario colectivo la ilusión de la sociedad de clase media, a su vez, la del chav, que corresponde precisamente a estos excluidos del selecto club de la clase media.

Aunque parezca que  la clase obrera ha desaparecido, que la clase obrera no tiene sentido,  nada más lejos de la realidad, es cierto que la clase obrera industrial fordista, con todas sus señas de identidad,  se haya visto muy mermada por la desindustrialización que se implementó con el neoliberalismo, desplazando el eje de la economía productiva a la financiera. Pero, todavía siguen existiendo una clase de personas que vende su tiempo por un salario con el que a duras penas llega a fin de mes, y que no poseen ningún control sobre dicho trabajo. Lo que viene a ser una definición sencilla y rápida de la clase obrera.

Imagen clásica de obrero

Aunque por su retórica lo pueda parecer, el objetivo del neoliberalismo no fue borrar del mapa a la clase obrera, ya que la sociedad clasista sigue intacta, sino que buscaba eliminar al movimiento obrero como sujeto político/cultural capaz de contraponer una cosmovisión diferente a la burguesa. Lo que les preocupa en palabras de un diputado conservador: 
 "No es la existencia de clases lo que amenaza la unidad de la nación, sino la existencia del sentimiento de clase" 

Las consecuencias de esta embestida contra el movimiento obrero se traduce en la ausencia de la cuestión de clase en el debate, además de la desaparición de la primera plana de los representantes políticos de origen obrero, al igual, que la práctica inexistencia de medios de comunicación obreros con capacidad para competir con los grandes medios comunicación burgueses. O en el plano cultural, frente a la preponderancia de las bandas obreras en los ochenta (The Smiths, Joy Division, Cock Sparrer...) en el 2000 lo que está pegando es el indie, música complaciente, que elude el conflicto social, aséptica,  propia de las clases medias.

Solo tenemos que recordar las palabras del multimillonario Warren Buffett: "Claro que hay lucha de clases. Pero es mi clase, la de los ricos, la que ha empezado esta lucha. Y vamos ganando Para comprender la importancia de la cuestión de clase. Y mientras sigamos aceptando la visión del mundo que nos imponen los de arriba, difícil que podamos salir de este sistema que nos está chupando la vida. 
Concluyendo estamos ante un libro realmente necesario, con una narración amena y sencilla, que evita el rigorismo académico. Está más cerca del reportaje que del libro clásico de teoría social, pero que aun así, consigue de calle el objetivo: recuperar el debate de las clases sociales.  

Por último, agradecer a la gente de Capitán Swing por apoyar este ensayo a contracorriente. Sin duda se trata de uno de los libros del año.

martes, 18 de diciembre de 2012

Bérurier Noir - Nuit Apache


La noche apache es inminente

el fin de su mundo se acerca
 
 
Autor: Bérurier Noir
Disco: Abracadaboum!
Año: 1987
Noche Apache
Gerónimo y el Chiricahuas
Apache, Apache ...
Todos de pie para el apache noche
Apache, Apache ...
Jefe  José y los narices agujereadas
Apache, Apache ...
Los Pieles Rojas marcharon por la libertad
Apache, Apache ...
Nadie te va a ayudar en este mundo
  eres tu el que debes estar listo
Se fuerte, rápido y corredor de fondo
  experto en ocultarse o esquivar 
Aprenda a ejecutar wo en las montañas
Entrenarse en el arte del seguimiento
En el arte de la emboscada y la muerte
Aprenda a correr sobre los tejados de la ciudad
El capitán Jack y su Modoc
Apache, Apache ...
Jóvenes rebeldes y los soldados del rock
Apache, Apache ...
Cuchillo en calma y los Cheyenne
Apache, Apache ...
Mao Tse Tung y las indios de las llanuras
Apache, Apache ...
No tienes amigos, ni siquiera a su hermana
Ni siquiera tu hermano, tu padre o tu madre
Su mayor enemigo es el miedo
La vida es lucha contra sí mismo
Estas son tus piernas que son tus amigas
Este es tu cerebro que es tu amigo
Estos son tu ojos que son tus amigos
Estas son tus manos que también lo son...
Otawa Potawatomi
Apache, Apache ...
Jicarilla y Cherokees
Apache, Apache ...
Jóvenes en los suburbios, la gente pintada de rojo
Apache, Apache ...
Sal de tu reserva, tiene que moverse
Apache, Apache ...
necesitarás sudor y lágrimas
Y a veces no sabes por qué
pero ese es el camino hacia la libertad
la naturaleza está ahí, puedes saludarla
Baila, baila, baila con nosotros
baila, baila, baile de los Sioux
Pogo la danza de la venganza
Apache para la noche de fiesta y baile
Vamos, vamos los mohicanos de París! Vamos, vamos ...
Vamos, vamos Samurais de la noche! Vamos, vamos ...
Vamos, vamos los Hooligans de Marte! Vamos, vamos ...
Van los indios metropolitanos! Vamos, vamos ...
Vamos, vamos los apaches en Tokio! Vamos, vamos ...
Vamos los Red Skins, los Keupons los Totos! Vamos, vamos ...
Vamos, vamos a las tribus de Vietnam! Vamos, vamos ...
Ir a los iroqueses de asfalto! Vamos, vamos ...
Geronimo!
Wowow ... Wowow wowowow
Wowow ... Wowow wowowow
YeYeYeYeYeYeYeYeYeYeYeeeeee!
Oooh ... Wooohoooh ... Apache, Apache ...

viernes, 14 de diciembre de 2012

Nucleo Terco - Leningrad Rockers


Los Núcleo Terco han vuelto, aunque casi irreconocibles, con este videoclip presentan el que será su nuevo trabajo: Leningrad Rockers
 La banda ha cambiado notablemente, pasando a única voz (Carlos) y con los fichajes de Rubén a la batera, Chumi al bajo y Trash a la guitarra, ex de los míticos Motociclón.

martes, 11 de diciembre de 2012

Odio eterno al fútbol moderno: Obdulio Varela






Testimonio de Obdulio Varela, mítico capitán del Uruguay campeón del mundo en Maracaná, recogido por el periodista argentino Osvaldo Soriano:

"Ahora estoy muy arrepentido de haber jugado. Si tuviera que hacer mi vida de nuevo, ni miro una cancha. No, el fútbol está lleno de miseria. Dirigentes, algunos jugadores, periodistas, todos están metidos en el negocio sin importarles para nada la dignidad del hombre. Yo siempre me lo tomé de la mejor manera. Cuando vinieron a sobornarme, no me enojé ni los saqué a patadas ni los denuncié. Les dije que no, que buscaran a otro con menos orgullo que yo. Yo siempre me guié por la filosofía simple que aprendí en la calle, allí se aprende todo; hay que vivir, cueste lo que cueste, vivir, y a cambio de eso dejar vivir.

Muchas cosas me dolieron. Los periodistas se metieron en mi vida privada, me atacaron mucho durante la huelga de jugadores porque ellos le hacían el juego a los clubes. Yo decidí vivir mi vida y rompí con ellos. Desde entonces me encapriché y me negué a salir en las fotos que tomaban al equipo en la cancha. Cuando mis compañeros me pedían que saliera, me ponía de costado y miraba para otro lado. Una vez los cronistas hicieron un planteo a Peñarol y el club me llamó para convencerme de que tenía que ser amable y salir en las fotos. Entonces les pregunté:"¿Para qué me contrataron: para sacarme fotos o para jugar al fútbol?". Ahí se terminó el incidente. No quise saber más nada con dirigentes ni con periodistas que escriben lo que quieren los que mandan. Yo sé que hay ganarse la vida pero no hay motivo para ensuciar a los demás. Por eso yo no volvería a acercarme a una cancha aunque me ofrecieran millones. A mí me castigaron mucho y no lo aguanto. Por eso le dije que si ahora tuviera que jugar una final, me hago un gol en contra. No vale la pena poner la vida en una causa sucia, contaminada. El que se sienta capaz que lo haga. Algún día tendrá que rendir cuentas; entonces sabremos quién es quién y si valía la pena ensuciarse."

Autor: Osvaldo Soriano
 Libro: Fútbol. Relatos épicos sobre un deporte que despierta pasiones.
Año: 2010

miércoles, 28 de noviembre de 2012