jueves, 17 de noviembre de 2011

La Escuela Moderna

Francisco Ferrer Guardia


Una de las cuestiones que a los anarquistas siempre ha inquietado es que si el PODER está por definifión en contra de la mayoría y en beneficio de una minoría ¿por qué los primeros siguen doblegados a este?. De las múltiples respuestas que los librepensadores dieron a esta pregunta, una de ellas -en la que nos vamos a centrar- fue la referente a la cuestión del sistema educativo.

Para afrontar esta situación se empezaron a llevar a cabo una serie de experimentos pedagógicos, el primero en ello fue el francés Paul Robin, fundador del Orfanato de Crempuis, en donde se daba un Programa de educación integral en el que no hay enseñanza religiosa — Los contenidos fundamentales son las ciencias naturales, las matemáticas, un idioma extranjero y la historia — Se utiliza el método científico o experimental para desarrollar la observación y la capacidad de experimentar y descubrir frente a la memorización.

Paul Robin

Leon Tolstoi fundó la Escuela de Yasnaia Polaina a través de la cual transmitió sus ideas libertarias y repartió sus propiedades a los campesinos para que aplicansen en ellas lo aprendido.

Leon Tolstoi



La experiencia pedagógica anarquista más fructífera fue La Escuela Moderna, fundada en 1901 de la mano de Francisco Ferrer Guardia -autodidacta, pedagogo y librepensador- quien decidió montar dicho proyecto tras reflexionar profundamente sobre la situación de la educación en España en su exilio en París -tras el fracaso del pronunciamiento militar de 1886 el cual apoyó- ya que esta, estaba dominada en su integridad por la jerarquía eclesiástica -que educaba a sus alumnos en la discriminación social, la violencia, los prejuicios religiosos y en la sumisión a la clase dominante-. La Escuela Moderna pudo llevarse a cabo gracias a una ex-alumna de Ferrer -este durate el exilio fue profesor de español- quien dejó una herencia de un millón de francos que posibilitó llevar a cabo el proyecto.

Entre mis alumnos se contaba la señorita Meunier, dama rica, sin familia, muy aficionada a los viajes, que estudiaba el español con la idea de realizar un viaje a España....convino en que una educación racional y una enseñanza científica salvarían a la infancia del error, darían a los hombres la bondad necesaria y reorganizarían la sociedad en conformidad con la justicia....pero reconoció su fuerza, y sin más excitación que su bondad natural y su buen sentido, concedió los recursos necesarios para la creación de una institución de enseñanza racional: la Escuela Moderna, creada ya en mi mente, tuvo asegurada su realización por aquel acto generoso.

La Escuela Moderna se caracterizó por:

-Proponer una formación amplia y no centrada en la religión, que se estudiasen diversas materias basadas en las ciencias naturales.
-Sin exámenes, que animasen a buscar métodos de aprendizaje alternativos a la memorización sistemática.
-100% laica.
-De presencia mixta, donde los alumnos y alumnas tendrían una absoluta libertad en el aprendizaje.
-Se prestó especial interés en la salud y la higiene.
-Rechazó el sistema de premiar y castigar a los alumnos y alumnas.
-Visitas a centros de trabajo y excursiones, la experiencia sacada de estas actividades serían posteriormente compartidas entre los alumnos y alumnas.

Contando con modestas fuerzas, pero a la vez con una fe racional poderosa y con una actividad que está muy lejos de desmayar, aunque se le opongan circunstancias adversas de toda clase, se ha constituído la Escuela Moderna. Su propósito es coadyuvar rectamente, sin complacencias con los procedimientos tradicionales, a la enseñanza pedagógica basada en las ciencias naturales. Este método nuevo, pero el únicamente real y positivo, ha cuajado por todos los ámbitos del mundo civilizado, y cuenta con innúmeros obreros, superiores de inteligencia y abnegados de voluntad.



La férrea negativa de Ferrer a la educación religiosa le costó la vida, fue acusado de participar activamente en la Semana Trágica de Barcelona -revuelta anticlerical que protestaba por la obligación de participar en una incursión colonial en Marruecos-, a pesar de las protestas internacionales ante el evidente montaje político llevado a cabo por un tribunal militar repleto de irregularidades, Ferrer es fusilado tres meses después del juicio.








No hay comentarios:

Publicar un comentario