sábado, 19 de noviembre de 2011

Las tres perlas de Durán i Lleida


Da miedo pensar que Josep Antoni Durán i Lleida, portavoz de CiU -tercera fuerza política en escaños- en el Congreso y candidato a las elecciones generales sea el político que, con más frecuencia, es el mejor valorado por la ciudadanía española según el CIS, y más después de las tres perlas que nos ha dejado en los últimos días, a través de las cuales se ha retratado nuestro "ejemplar demócrata", que dígase de paso, es un punta de lanza de nuestra "ejemplar democracia".

La primera perla la soltó el día 8 de octubre del 2011 al calificar a los jornaleros andaluces y extremeños que perciben el PER -7 euros al día que reciben 220.000 jornaleros/as de los 513.000 existentes- de vagos, asegurando que estos "reciben el PER por pasar el día en el bar de su pueblo...", las críticas no se hicieron esperar, el resto de grupos parlamentarios no tardaron en hacerse campaña ante la ocasión que les brindaba la caverna mediática ante tales desafortunadas declaraciones. De todas las críticas recibidas, destaca la carta que dirigió Diego Cañamero -secretario general del S.O.C- a Durán i Lleida, que bien sintetiza en pocas lineas la barbarie de estas declaraciones.

Señor Antoni Duran y Lleida

Es usted uno de esos políticos, profesionales que sin “saber que es el PER”, ni porque “existe”, ni cuáles son los problemas del medio rural andaluz, habla y opina solo para congratularse con la burguesía catalana y para arrancar unos cuantos de votos miserables aunque sea a costa del desprestigio de los jornaleros/as de Andalucía.

Usted sabe bien que el P.E.R y los subsidios son un insulto a los jornaleros/as, siempre hemos defendido que el dinero público fuera a cambio de trabajo, respeto y dignidad. Pero es usted y los que piensan como usted los responsables de que los jornaleros/as tengamos este subsidio,( el paro alcanza el 40% en el medio rural andaluz) no sea demagogo ni corto de memoria, ya que la burguesía catalana a la que representa pacto con los terratenientes el que Andalucía fuera una zona subdesarrollada, para proporcionarles materias primas (el 80% del algodón se cultiva en Andalucía y todas las empresas textiles están en Cataluña) y mano de obra barata, así 2.000.000 de andaluces tuvieron que emigrar a su tierra, ¿no tiene nada que decir de esa mano de obra? ¿También reciben el jornal en los bares de Cataluña?

En vez de criticar el P.E.R que suponen 7 euros al día, y que solo lo reciben 220.000 jornaleros/as de los 513.000 existentes ¿Por qué no critica que un 20% de propietarios (terratenientes) se lleven 5.200 millones de euros cada año de de la política agraria comunitaria (P.A.C el P.E.R de los ricos) a cambio de nada solo por tener tierras? Y encima le dan medallas como a la Duquesa de Alba.

Si tanto le molesta el P.E.R de los jornaleros/as ¿Por qué no defiende la reforma agraria (un 2% de propietarios posee el 50% de toda la tierra de Andalucía) supondría el fin de este subsidio?

Señor Duran y Lleida

A usted le pasa como a ese ministro de agricultura y ganaderías que le regalaron una oveja y se llevo el perro del pastor creyendo que era una de ella.


DIEGO CAÑAMERO

La segunda perla la soltó a finales del mes de octubre en unas declaraciones a la revista Vanity Fair, en las que defendía las terapias fraudulentas que alegan "curar" la homosexualidad, asegurando que "si hay un homosexual o un heterosexual que libremente acude a un psicólogo solicitándole ayuda porque cree que necesita un cambio en su sexualidad, tiene todo el derecho". Posteriormente, para intentar quitarse la etiqueta de homófobo, declaró en el programa de televisión Al Rojo Vivo que "jamás. Jamás. Jamás he dicho yo eso. Jamás. El homosexual es tan respetable y digno como el heterosexual. Y jamás he dicho que eso sea una enfermedad... se sacaron de contexto mis palabras. La homosexualidad no es ninguna enfermedad... otra cosa es que yo discrepe con el hecho que se haya legislado correctamente respecto al matrimonio o la adopción".

La tercera perla la soltó el 16 de noviembre del 2011 en el programa Los Desayunos de TVE, aquí expresó su preocupación hacia la inmigración diciendo que "Me preocupa que haya muchos 'Mohameds' que no se integren y que no respeten los valores de este país", Durán i Lleida aseguró que esta declaración "no es racismo, es hablar de un problema" y "lo que no puede hacerse es cerrar los ojos ante una realidad", además motró nuevos signos de preocupación al asegurar que le "preocupa que nazcan más Mohameds que Jordis".

video

En fin, que podemos esperar de los profesionales de la política en el Estado Español, cuando el presuntamente mejor político valorado por la ciudadanía es un casposo oligarca, un parásito social que es abiertamente racista y homófobo, cuyo único código moral que sigue es el que le dicta la codicia de poder, siendo incluso capaz de hacer uso de la técnicas más maquiavélicas con el fin de "congratularse con la burguesía catalana para arrancar unos cuantos votos miserables".

No hay comentarios:

Publicar un comentario